Swamiyi Habla Acerca de Meditación y de Cómo Sentirse Cerca de Dios

En las cuestiones mundanas tenéis apegos, una mente celosa y otros pensamientos relacionados al mundo. En cuestiones mundanas, tal como en los negocios, puede que tengáis dudas y que deseéis saber qué es verdad y qué es mentira, pues tenéis algunos apegos mundanos. Esto es completamente diferente a la perspectiva espiritual. Cuando entráis en el sendero espiritual podéis descubrir muy rápidamente qué es verdad y qué es una mentira. Al principio es muy difícil discernir entre verdades y mentiras porque a veces vuestras propias ideas interfieren. No permitáis que vuestra mente se nuble con vuestras propias ideas, simplemente observad. Normalmente vivís en un entorno diferente y en una vida diferente y cuando venís aquí traéis con vosotros distintas ideas que os hacen comparar y juzgar todo. Vuestra mente se confunde y llega a conclusiones erróneas. No permitáis que tales ideas interfieran. Permaneced en silencio durante una o dos semanas y meditad.

En la meditación, no penséis en nada, tan sólo quedaos sentados. Vuestra mente llegará al nivel correcto. Observad y meditad, observad y meditad. La meditación os mostrará inmediatamente la dirección correcta. No decidáis acerca de una situación de inmediato. En cambio, meditad y dejad que vuestra mente se enfríe, se apacigüe y se acalle, entonces podréis juzgar cualquier situación perfectamente. Si le dais tiempo a la mente para que quede silenciosa y en paz, entonces vuestro discernimiento será perfecto. Vuestra mente ya posee la capacidad de discernir perfectamente, así que, sin perturbarla, debéis permitirle aquietarse y apaciguarse y entenderéis lo que es correcto. Si vuestra mente está perturbada, no podréis discernir. Os enviará en la dirección incorrecta, con ideas erróneas y pensamientos erróneos. La única manera de comprender la verdad es hacer que la mente se calme y esté en paz. Entonces vuestra mente os dará pensamientos perfectos.

(…) Hay una vibración extraordinaria en este mundo. Esta vibración existe dentro y fuera de todo. Consideremos por ejemplo la tierra, el suelo. Si tomáis un poco de tierra y la ponéis en la boca ¿qué sabor tendría? ¡No habría ningún sabor en absoluto! Así que vuestra conclusión sería que la tierra no tiene ningún sabor, pero eso no es verdad. Todos los tipos de sabores, tales como dulce, amargo, etcétera, son inherentes a la tierra. La caña de azúcar extrae dulzura únicamente del suelo. El árbol níim extrae la amargura únicamente del suelo. De modo que hay muchos sabores en la tierra, pero cada árbol sabe qué sabor quiere extraer y absorbe tan sólo ese sabor. Yo siento a Dios en todas partes. Vosotros queréis entender a Dios y sentir a Dios en vuestro interior, queréis vivenciar vuestro Yo divino, así que ¿cómo vais a llegar a Dios? Usamos la palabra ‘Dios’ para referirnos al espacio vacío. Si hablo de esta luz, por ejemplo, entonces uso la palabra ‘luz’ para que todos sepan de qué estoy hablando. Entonces la gente usa la palabra ‘Dios’ para nombrar el espacio vacío. Dios no tiene forma ni nombre ni nada – es un espacio en blanco, vacío. Ese espacio es Dios. ¿Cómo voy a explicar el espacio vacío?

Quiero explicaros acerca de lo Divino pues preguntáis qué es Dios. Dios no tiene nombre ni forma. Por lo tanto, si queréis comprender a Dios y a la divinidad debéis desarrollaros. Cada persona lo entiende de manera diferente, de modo que Dios reacciona a nuestras distintas maneras de entendimiento. ¿Cómo comprendía Jesucristo a Dios? Leéis la Biblia pero me preguntáis cómo lo entendía él. Él decía que Dios es amor puro. ¿Qué decía Mahoma? Él decía que Dios es universal y que debéis estar allegado al mundo entero y no sólo a vuestra esposa o vuestro esposo. ¿Qué decía el Señor Buda? Deshaceos de vuestro ego, de vuestros celos y de todo. ¿Qué decía el Señor Krishna? Él hablaba de confianza. Le dijo a Aryuna que tuviese plena confianza en lo que él decía – que la confianza es lo más elevado. Decía que si uno no tiene confianza y fe entonces no tiene nada. Así que ¿qué digo yo que es Dios? No penséis que el amor que os mostráis unos a otros en las relaciones es amor real. Eso es maia. El afecto físico tal como darse besos unos a otros y tener sexo no es amor.

El verdadero amor es cuando amáis completamente al mundo entero. Debéis amar a todos y a cualquiera.

Sri Premananda Ashram © 2019. All Rights Reserved