La Vida Diaria en el Ashram de Puliyankulam

MI EXPERIENCIA, POR HAMSAA, ARGENTINA

(El Ashram Sri Pubala Krishna de Sri Lanka es uno de los varios Ashrams filiales que Swamiyi llevaba adelante en Sri Lanka antes de establecerse en la India en 1984. Durante años en la guerra civil de Sri Lanka, el Ashram no estuvo funcionando, pero después que terminó la guerra, se reanudaron allí las actividades espirituales en pequeña escala. Pensando en éste como un lugar sagrado del país natal de Swamiyi donde Swamiyi vivió, dio servicio sagrado a la humanidad, tuvo lingodbhava y realizó muchos milagros y muchas lilas, los devotos de Swamiyi de Sri Lanka a menudo van a este Ashram filial y su apoyo hace posible conservar los servicios espirituales que se dan allí para los devotos y los hijos de Swamiyi de la zona. Devotos extranjeros, también, visitan el Ashram. Luego de una estadía allí, Hamsaa escribe acerca de su experiencia observando la muy sencilla vida devocional de sus residentes.)

Desde hace unos meses, la Matayi que lleva adelante el Ashram, duerme en su pequeña habitación, pero antes de esto, ella dormía en el Templo, muy cerca de su amado Krishna.

Se levanta todos los días a las 2:30 am, se baña a la intemperie con agua fría, se pone su sari y abre la puerta del templo. Saluda entonces con gran reverencia a las estatuas de Swamiyi y de Ganesha y le canta un dulce cántico a Krishna, para despertarlo antes de abrir la puerta del mulastanam. Saluda a Krishna con gran devoción. Se pone vibhuti, le quita las guirnaldas, barre el pequeño recinto y empieza con los preparativos para bañar a alguna de las 3 estatuas para la puya de las 5 am. Dos días de la semana baña a la estatua de Ganesha, dos días a la estatua de Swamiyi y los otros tres días a la estatua de Krishna.

Una vez terminadas las actividades del templo, que incluyen unas pequeñas y hermosas puyas diarias a la estatua de piedra de Ganesha y a Swami en la sala de meditación, se cambia de ropa, toma un té con unas pocas galletas y sale a recoger flores, tulasi (una hierba especial para Krishna), y las hojas de pasto que tanto le gustan a Ganesha. Después de eso, comienza muy gustosa a trabajar en el jardín, un verdadero oasis de todo tipo de flores y árboles frutales. Y si uno le halaga esta gran tarea que ha hecho y que sigue haciendo—teniendo en cuenta que desde el 2010 se instalaron permanentemente aquí una vez finalizada la guerra civil de Sri Lanka—ella sólo responde “milagro de Swamiyi.”

A eso de las 9:30 am, previa recolección de vegetales del jardín, o de traerlos del negocio de su madre, Matayi empieza a cocinar el desayuno. Se sienta en el suelo y, con piernas estiradas, pacientemente pela y corta los vegetales y los cocina en un horno a leña o, más recientemente, en un anafe portátil.

A las 12 am ofrece prasadam a las 3 deidades del templo. Algunas veces descansa no más de una hora antes de ofrecer el prasadam a Krishna, el que también es su almuerzo. Luego, otra vez al trabajo. Vuelve al jardín, ahora para juntar tamarindos y limones, y riega plantas y árboles con una manguera notablemente larga. A las 3 pm, de nuevo al templo, donde lava todos los utensilios usados previamente, limpia y barre y deja todo en condiciones para la puya de la tarde.
Al terminar estas tareas, vuelve entonces a la cocina para preparar prasadam para su amado Krishna. Se vuelve a duchar y, alrededor de las 5:20 pm, va al templo para preparar todo para la puya de las 6 pm. A las 7 pm le ofrece el último arati a Krishna, invitándole a descansar y luego cierra el mulastanam. Y de nuevo se sienta en el suelo con las piernas estiradas, pero esta vez para hacer hermosas guirnaldas para el día siguiente. Cerca de las 8:30 pm, barre por última vez el templo y lo cierra para la noche. Finalmente cena un poquito y vuelve a su habitación para dormir plácidamente sobre su esterilla sobre el suelo.

Así es cómo transcurren los días de esta extraordinaria mujer, ofreciendo cada acción, cada pensamiento y cada respiración a su amado Krishna quien, para ella, es Swamiyi. “¡Todo es Swamiyi!” Ése es su satsang; ésa es su inmensa enseñanza, la que da a través de su ejemplo.

Yei Prema Shanti

Sri Premananda Ashram © 2019. All Rights Reserved