Experiencias de devotos

Por Siddhananda, Francia

 Habían pasado tres años desde mi primera visita al Ashram y ahora, en esta ocasión, al atravesar el portón de entrada, lo hice con una nostalgia reflexiva. Me tomé mi tiempo para mirar todo a mi alrededor, queriendo aprovechar al máximo mi regreso a este lugar. 

Cuando uno llega de Occidente, el vivir en el Ashram es como descubrir otra dimensión, pues es bastante literalmente otro mundo. No sólo es diferente el estilo de vida sino también la manera de ser, el clima y, sobre todo la noción de tiempo. Comparado a la idea occidental del tiempo, aquí el tiempo parece que ya no existe; adquiere otra densidad y a veces un solo día puede parecer como una eternidad. Recuerdo haber tenido este sentimiento después de mi primera semana en el Ashram, ¡me parecía que habían pasado seis meses! Sí, el tiempo es diferente aquí, es como si el Ashram fuera un tipo de vórtice temporal dónde el tiempo parece haberse detenido, pero, de hecho, lo que cambia es nuestra percepción mental, nuestra forma de abordar la vida cotidiana y nuestra actitud ante la Vida….  

Leer más

Bhayans de la madrugada en el mes de Margali – por un residente del Ashram

En el Bhagavad Guita, el Señor Krishna nos dice que, de todos los meses, él es el mes de Margali. Margali es un mes tamil que comienza a mediados de Diciembre y termina a mediados de Enero. Se dice también que para los Devas—seres divinos—uno de nuestros años equivale a un día de ellos, y que nuestro mes de Margali es el brahma muhurtamde su día.

En 1992, tuve la oportunidad de estar en el Ashram durante ese tiempo auspicioso. En ese entonces, el abhishekam a Ganesha diario empezaba a las 5:30 am en lugar de las 5:00 am como lo hace ahora. Swamiyi nos pidió a todos que fuésemos a las 4:45 am todos los días durante este mes especial y que recorriéramos el Ashram cantando bhayans. Swamiyi, por supuesto, ¡iba con nosotros y cantaba también! Era tan divertido. Todos los días le pedía a un residente distinto que preparase una bebida caliente para cada uno y terminábamos nuestro nagara sankirtanam en la casa de ese residente. Después de tomar el té, el café, el chocolate u otra bebida, entonces íbamos todos juntos al Ganesha abhishekam.

Leer más

por Nagulan, Centro Sri Premananda de Vlamertinge

Mi esposa y yo hemos vuelto a casa en Bélgica hace ya unas seis semanas desde nuestra estancia en el Ashram para Mahashivaratri, y todos los días mis pensamientos aún permanecen allí; durante el día, de repente recuerdo un bhayan y empiezo a cantar.

Este año Mahashivaratri y nuestra estadía en el Ashram fueron una experiencia maravillosa para mí. Fue distinta a años anteriores y, desde que volvimos, he podido mantener el sentimiento de gozo que tuve en el Ashram. Me pregunté por qué podría ser esto y, a mi parecer, hay cuatro razones.

Leer más

Por Kartik, Polonia

Cuando Swamiyi entró en mahasamadhi en 2011, pensamos que espiritualmente él todavía está con nosotros y su apoyo ha parecido ser incluso más fuerte desde ese tiempo. Sin embargo, un día, cuando yo estaba haciendo puyas a los Lingams que Swamiyi me dio, comprendí que todavía tenemos parte de su cuerpo físico vivo con nosotros: los Lingams nacidos de él durante Lingodbhava. Swamiyi dijo muchas veces que estos Lingams están hecho de su sangre, así que pienso que mi conclusión es bastante correcta.

Leer más

Por Madhan

La primera vez que estuve en contacto con Swamiyi fue indirectamente a través de la visita oficial de uno de los discípulos sannias de Swamiyi al Centro Sri Premananda de Grenoble, Francia, en 1996. Yo tenía 20 años y realmente estaba metido en cosas de jóvenes y en mis estudios y no lo bastante preparado para cuestiones espirituales. Mi familia, sin embargo, había estado en la espiritualidad durante años y, como la pareja de mi padre, Dhanalakshmi, estaba a cargo del Centro de Grenoble, nunca me olvidé realmente de Swamiyi. En 2000, después de terminar mis estudios en Irlanda y mudarme a Estados Unidos, el momento llegó de encontrar un trabajo, dar mi primer paso de entrada en el mundo como hombre y devolver el préstamo recibido para mis estudios. No obstante, a pesar de mis muy buenas calificaciones, no pude encontrar empleo. Pasaban los meses y esta situación me preocupaba y entristecía. Un día, mi madre me dijo: “¿Por qué estás tomando todo esto tan seriamente? Quizás deberías olvidarte de toda esa búsqueda de trabajo por un tiempo. ¿Qué harías si pudieses hacer lo que quisieras?”

Leer más

Por Manimekhala

Hace siete años, fui al Centro Sri Premananda de Villa Carlos Paz, Argentina. En ese tiempo, me sentía deprimida porque no podía encontrarle un sentido más profundo a mi vida y una de mis amigas había dicho: “¡Ven! ¡Te llevaré a un lugar muy especial que va a ser bueno para ti!”

La primera vez que fui al Centro Sri Premananda de Villa Carlos Paz, Argentina, asistí al habitual programa de los domingos del Centro. Desde entonces realmente sentí la necesidad de volver y participar en todas las actividades. Al principio, yo no creía mucho en Swamiyi. Tampoco practicaba meditación. Sin embargo, en cada actividad en la que participaba en el Centro, sentía más luz y más fuerza, lo que me ayudaba a sostener mi vida cotidiana…

Leer más

Por Balan

La gente entra en nuestras vidas con diferentes propósitos. Algunos vienen a ayudar, algunos vienen para apoyar y contener, algunos vienen a motivar, muchos llegan para compartir y disfrutar la vida con nosotros. Nuestra primera relación es con nuestros padres. A medida que crecemos nuestras relaciones se amplían a hermanos, cónyuge, amigos, parientes, colegas, hijos y demás. Algunas relaciones se desvanecen y surgen otras nuevas. No hay reglas ni leyes que gobiernen estas relaciones. Es un efecto espontáneo.

Leer más

Por Rosa, Centro de Unidad Premananda, Amelia, Italia

Al intentar definir la personalidad de un Maestro, nos enfrentamos a la cuestión de la dualidad existente entre su persona física y su naturaleza real. Generalmente nos limitamos al primer aspecto, ya que es más fácil ilustrar un retrato con anécdotas y hechos. El segundo aspecto es más raramente mencionado ya que, para describirlo, tendríamos que hablar acerca de sensaciones, experiencias internas, maneras de sentir, momentos especiales y otros indicios sutiles que – aunque reales para nosotros – no están siempre relacionados con algo tangible, sino con algo vivido en el corazón del propio ser.

Leer más

Por Svati

En octubre 2008 vine a vivir a jornada completa en el Ashram Sri Premananda. Cuando llegué, le pregunté a Swamiyi si yo podía ofrecer servicio. Él dijo que era una buena idea y me asignaron un papel específico. Durante el último año he estado llevando a cabo ese trabajo. Cuando al principio empecé a servir, no entendía el significado más profundo de lo que significaba estar a cargo de un departamento. Antes de empezar a llevar el departamento solía meditar y rezar a Swamiyi cada día y me sentí más cerca de él. No obstante, mi relación con él era un poco superficial (de mi parte). Quería sentirme cerca de Dios y cerca de mi Gurú pero no había estado lista para someter mi apego a deseos egoístas, a lo que yo quería y a cómo yo quería que fueran las cosas.

Leer más

Sri Premananda Ashram © 2019. All Rights Reserved