¿Por qué nos alienta usted a que cantemos el mantra Om Nama Shivaia en Shivaratri?

No hay mejor manera de superar las muchas dificultades y los muchos problemas de la vida que a través de la gracia de Dios. La mejor manera de superar los obstáculos en el sendero espiritual, también, es la gracia divina. Vosotros no podéis ver la gracia; no es material—es espiritual.  Sin embargo, la podéis experimentar dentro de vosotros.  

Podemos recibir y retener esta gracia recordando el nombre de Dios y entregándonos a él. Las grandes religiones, en la tradición de Sanatana Dharma, se enfocan fuertemente en el nombre de Dios. Las palabras y los nombres divinos, tales como los que se recitan en los mantras y que se cantan en las canciones devocionales, pueden curar nuestras enfermedades, quitarnos las dudas y deshacernos de las dificultades. Pueden resolver vuestros problemas, sobre todo aquéllos relacionados a vuestras prácticas espirituales.  Tienen el poder de daros un tremendo empujón de energía y ayudaros a construir sólidos cimientos para vuestras prácticas.  No dudéis de mis palabras—ésta es mi experiencia y también la de muchos que han alcanzado las alturas de logros espirituales. Ésa es una razón por la que os aliento a realizar abhishekams y a estar presentes en abhishekams, porque allí repetís los nombres de lo Divino con conciencia y sentimiento. Cuando recitáis los mantras, estáis llamando a los poderes más elevados de la Divinidad para que estén con vosotros y os ilumine.   

El mantra Om Nama Shivaia es uno de los mantras más poderosos en la existencia.  Cuando recitáis este mantra, la gracia de Shiva os envuelve. Cantándolo en noche de Shivaratri, podéis absorber gracia abrumadora, gracia que os impulsará hacia delante en el sendero espiritual. Es por eso que aliento a todos a celebrar Mahashivaratri de la manera tradicional.  Todos los santos y sabios antiguos conocían el valor de Mahashivaratri y el poder de la energía de Shiva.  Yo estoy continuando esa tradición. 

Puesto que nuestras mentes siempre están distraídas de nuestro sendero espiritual y nuestros apegos en el mundo contaminan nuestros corazones, nos cuesta realizar prácticas espirituales regulares en nuestras vidas diarias.  Es por eso que no vemos un progreso dramático. Cuando usamos la noche de Shivaratri al máximo, eso recarga nuestras baterías. Me gusta decir que tales momentos son inyecciones de vitaminas espirituales para los aspirantes. Tened paciencia y os aseguro que el éxito es cierto si continuáis con vuestras prácticas con regularidad después de recibir la gracia de Shiva en esta gran noche. No sólo es importante sostener vuestra práctica regularmente, sino también hacer vuestra práctica diaria con amor y reverencia. No permitáis que vuestra oración o meditación o puya se torne mecánica, sino permitid que fluya de las profundidades de vuestro corazón. Entended lo que perturba y confunde vuestra mente y hace que vuestro corazón se llene de las impurezas. Si observáis cuidadosamente, veréis que las causas son enojo, odio, celos, codicia y apegos.   

Apego significa aferrarse, anhelar y querer poseer, ya sea en cuanto a una relación o a cualquier tipo de cosas materiales. Una persona llena de esta contaminación es como un templo encantador lleno de basura. Vuestro corazón es un templo divino, así que ¿por qué estáis convirtiéndolo diariamente en un cubo de la basura? Os olvidáis que vuestro corazón es un templo. Invitad a la gracia y a vuestro Maestro espiritual a vivir en vuestro corazón. No los enterréis bajo vuestra basura mental. Limpiadlo y encendedlo con amor y sabiduría. Después de eso, cualquier impureza se quemará en esa gran luz.

Recordad, Shiva es la luz de la conciencia.

El estado Shiva es el estado de Auto-realización.

Om Nama Shivaia.

Sri Premananda Ashram © 2019. All Rights Reserved