Swamiyi y Gurú Púrnima

Swamiyi dio muchos satsangs acerca de la necesidad de tener un Gurú si queremos progresar bien en el sendero espiritual, sobre la relación Gurú-discípulo, cómo nos beneficiamos al tener un Maestro espiritual, y aconsejó acerca de cómo celebrar Gurú Púrnima. Aquí hay algunas de sus valiosas palabras.

“Gurú Púrnima es un día para recordar a los santos, los sabios espirituales, los avataras y los Maestros espirituales que nos guían en el sendero espiritual y que han nacido en esta Tierra desde el tiempo en que el mundo fue creado.
swami-Premananda5

Este día llega una vez cada 365 días. En este día, pensemos en esas grandes almas y en nuestras mentes cantemos: “Gurur Brahma, Gurur Vishnu, Gurur Devor Maheshwaraha” y pensemos en lo Supremo que es el Gurú de los Gurús. Luego piensa en el Maestro espiritual que has aceptado como tu Gurú y repite su nombre nueve veces. Esto equivaldrá a recibir la gracia de tu Gurú por todo el año. Durante la mañana, ayuna, y rompe tu ayuno por la tarde, comiendo algo de comida vegetariana. Durante Gurú Púrnima practica algunas sadhanas espirituales, tales como permanecer en silencio (mounam), escuchar satsangs, cantar cantos devocionales y participar de abhishekams o meditación. En este día especial y sagrado, piensa profundamente en tu Gurú, lee alguna de sus enseñanzas y desde ese momento en adelante sigue una de estas enseñanzas durante el resto de tu vida.

Este día llega tan sólo una vez al año. Aunque puede que tengas mucho trabajo y muchos deberes en este día, no te olvides de su grandeza.”

“No es fácil para todos obtener un Gurú. Aun si descubrís un Gurú, es inusual que él o ella comprenda vuestros sentimientos y os guíe individualmente, de acuerdo con estos sentimientos. Todos esperan que el Gurú sea como uno. Es muy difícil que una persona común y corriente que vive enredada en las ilusiones de este mundo material y que experimenta los altibajos de la vida, llegue inmediatamente al mismo estado que el Gurú. Sin embargo, el Gurú no comprende esto. No parece ser difícil cuando él lo ve desde su estado de ser, pero es difícil cuando él baja a vuestro estado y piensa en ello. ¿Creéis que es fácil obtener un Maestro que no permanece en ese elevado estado de ser, sino que baja a vuestro nivel para entremezclarse con vosotros como una persona común? ¿Un Maestro que vive entre vosotros, haciendo trabajo cotidiano normal, simulando ser una persona muy común pero experimentando todo el tiempo el estado espiritual más elevado?”

Swami-Premananda1“Los seres humanos se han desviado del camino y siguen senderos adyacentes con la esperanza de encontrar caminos más cortos. Todos están buscando acortar el trayecto de manera que no tengan que recorrer el sendero. Ahora tenemos acortes para la espiritualidad, acortes para la iluminación, acorte para la meditación, acorte para los abhishekams. Es por eso que incluso nuestras vestimentas se están acortando. Quién sabe, con el pasar del tiempo quizás ni siquiera tengamos ropas. En la antigüedad la gente no usaba ropas – ¡tal vez vamos a volver a ese período! Los Gurús pueden tan sólo señalar el sendero. El progreso está en vuestras manos. El progreso depende de cuán interesados estáis. Debéis preguntaros: “¿En qué estado estoy? ¿Quién soy? ¿Cuáles son mis intereses?” Debéis pensar acerca de por qué habéis nacido. Poned vuestra mano en el corazón y haceos esta pregunta. Preguntaos por cuánto tiempo vais a vivir en este mundo. Si podéis responder estas preguntas, ¡entonces no necesitáis hacer ninguna otra pregunta! Vuestra vida está pasando y no os estáis haciendo ninguna pregunta. Simplemente seguimos con la vida sin cuestionarnos sobre el propósito de la vida y sin preguntar por qué estamos aquí en esta Tierra. Estáis simplemente haciendo cosas de acuerdo con vuestro deseo sin pensar profundamente en por qué estáis aquí.”

“Una vez una persona fue a ver a un gran santo y le pidió consejo espiritual. El santo simplemente dijo: “Sólo sé.” ¿Sabéis lo que significa solamente ser? Si comprendéis esto comprenderéis la relación entre Gurú y discípulo. Conozco otra historia acerca de otra santo. Un día, alguien fue a verle para pedirle consejo. El santo fue muy duro y reprendió a su visitante usando palabras poco amables. ¡Luego le gritó, diciéndole que se marche! ¡Este santo no era como Swami Premananda! Echó al pobre hombre como si fuera un perro. Cuando los santos hacen esto, algunos devotos salen corriendo, mientras que otros se quedan con un santo así a pesar de que les reprenda una y otra vez. Aun si ese santo reprende a esos devotos y les dice que se marchen, ellos simplemente van a sentarse a algún lugar que esté cerca del santo y le esperan. Para tales lecciones espirituales no tenemos que expandir nuestro Ashram – no necesitamos dharmasala, ni traductores, ni construir nuevas habitaciones. ¡¡Simplemente tengo que echar a los devotos!! ¡¡No necesitaría preocuparme con grupos juveniles, ni coordinadores, ni correspondencia de cartas!!

swami-premanandaEntonces, después que el santo había echado a todos salió caminando del Ashram y encontró un devoto sentado allí esperándole. Así que le preguntó: “¡A qué has venido aquí?” El devoto respondió: “¡Vine a verle a Usted, Swamiyi!” Entonces el santo dijo: “¿Para qué vienes a verme? ¿Por qué no te miras a ti mismo? Has venido a verme sin verte primero a ti mismo. ¡Tienes tiempo para verme, pero no tienes tiempo para verte a ti mismo!” Con eso, el santo se alejó y el sishya volvió a su casa para reflexionar sobre lo que el santo había querido decir cuando dijo: “Mírate primero a ti.” Si entendéis esta historia, entonces entenderéis todo acerca de la relación Gurú – sishya. Si no la comprendéis no sabréis el significado de ella. Un Gurú dijo: “Sólo sé.” Otro Gurú dijo: “Conócete a ti mismo.” Si yo os pido que os conozcáis o que os miréis a vosotros mismos, iréis a vuestro cuarto a miraros en el espejo y volveréis diciendo que habéis visto vuestra cara. Cuando un Gurú pide a sus devotos que se miren a sí mismos, puede que teman hallar suciedad en sus rostros. Sin embargo, irán a verse en el espejo y entonces regresarán para decir: “No, estoy bien.” Si hubierais ido a ver un Gurú en los viejos tiempos y le hubierais dicho que os mirasteis y os habéis visto cuando mirasteis en el espejo esa mañana, él os hubiese dado una bofetada y echado de su vista. Os hubiera golpeado de tal modo que vuestros dientes hubieran caído. ¿Por qué creéis que él hubiera hecho eso? ¿No es acaso porque cuando dijo que deberíais miraros a vosotros mismos, lo que quiso decir era, no que mirés vuestra cara externa, sino vuestros pensamientos, vuestro ser interior y todos vuestros sentimientos internos y demás? Él está hablando de limpieza interna, no de limpieza externa. ¿Cómo nos limpiamos internamente? Tenemos que liberar nuestra mente de competitividad, de celos, de ego y orgullo. Eso es lo que quiso decir con esta pequeña oración: “Mírate a ti mismo.” Cuando el otro santo dijo: “Sólo sé.” Lo que quiso decir fue, no permitas que tu mente se extravíe por doquier; simplemente sé, no te extravíes. Ésta era la manera en que los antiguos Gurús enseñaban a sus sishyas. La lección que os estoy enseñando es la misma. ¿Puedo enseñaros estas lecciones a vosotros ahora? ¿Está interesado alguno de vosotros?”
premananda59“El sendero espiritual no es fácil, pero los gozos y las experiencias en el camino y su recompensa final de iluminación no pueden medirse. Aun así, muchos discípulos desean que el Maestro les dé iluminación inmediata. Algunos falsos gurús quizás cobren dos mil dólares y afirmen que dan iluminación a sus discípulos. Los discípulos que son lo suficientemente tontos como ara pagar ese dinero deberían comprender que ésta no es la manera perfecta o verdadera de aprendizaje espiritual. No se puede lograr un entendimiento inmediato de la divinidad o el Yo superior. Los gurús inescrupulosos que cobran dinero así comprenden la mentalidad de sus seguidores impacientes, los que sienten que la espiritualidad es un producto que se compra. Tales “gurús” se enriquecen muy rápidamente a costa de sus alumnos confundidos. Un gurú iluminado sin tacha no exige honorarios por enseñar espiritualidad.”

Sri Premananda Ashram © 2019. All Rights Reserved