Extractos de charlas que dio Swamiyi durante Navaratri, 2003

Durante este Navaratri os aconsejo que en el Ashram debéis andar descalzos. Esto es porque estamos haciendo las puyas a la Madre Tierra. Ésa es la razón por la que sembramos los nueve granos en el suelo. Los nueve granos se llaman ¬navadaniyam. Cada grano es una clase diferente de Shakti. Estas nueve shaktis (energías) están ahora dentro de los nueve kumbams que hemos puesto sobre la tierra bendita. Las energías de los ríos divinos están ciertamente en estos kumbams. Os daréis cuenta de esto en el último día del festival. Cuando hacéis los kumbams, yo les doy también una vibración espiritual.

Muchos avataras y siddhas nacieron en esta India sagrada. Así que cuando estáis viviendo en esta tierra bendita, llevad vuestra mente a un buen estado. Tenéis una buena oportunidad para hacer esto. Sin embargo, el comportaros con ego, orgullo, celos, codicia, ira y el no respetar ni ser corteses con los demás indica que no estáis mostrando madurez. Podéis hacer madurar a vuestra mente si os tornáis humildes. Recibid las bendiciones de la Madre Divina, Durga, Lakshmi y Saraswati y vivid con paz y felicidad, sin enfermedad, con salud fuerte y estable, con mente pura, sin actitud competitiva y sin ego, sin celos, sin orgullo ni criticando a otros.

¿Vais a vivir 100 años? No. Mirad, cuando hablamos siempre decimos “nuestros parientes, nuestros amigos, nuestros hermanos, nuestras hermanas.” Realmente todo esto es una mentira. Este mundo es falso. Si no tenéis dinero entonces nadie va a molestarse por vosotros en estos días. Este mundo es así. Si vuestros padres tienen dinero la gente les respetará, pero si no son ricos, la gente no les respetará ni pensará de ellos de buena manera. Ahora, este mundo gira en torno a esta engañosa ilusión.

Ni siquiera las ropas que usamos nos pertenecen. Aunque sabemos esto, decimos que son nuestras. Si morimos mañana por la mañana, ¿qué sucederá con la cadena de oro que estáis usando? Alguien la quitará de vuestro cuerpo muerto, pero nosotros siempre decimos: “Es mi cadena de oro.” Luego esa cadena de oro se reirá de vosotros. La cadena pensará: “Una vez pertenecí a los grandes Reyes de la India ¡y ellos también decían que yo era de ellos! Ahora me estáis usando vosotros y decís que os pertenezco. No sabéis, en el futuro, quién va a poseerme, pero todavía estáis apegados a mí.” La cadena piensa así y se ríe de vosotros.

¿Podemos decir que estos terrenos son nuestros? ¿Sabéis cuántos reyes rigieron en esta tierra? Pero finalmente no les perteneció. Fue vendida a distintas personas muchas veces y por último se convirtió en el Ashram. Entonces, ¿qué pertenece a quién? Nada pertenece a nada ni a nadie. Las cadenas que usamos no nos pertenecen. Los terrenos no nos pertenecen. En Sri Lanka están peleando por la tierra porque no han comprendido estas cosas. Todo está allí sólo hasta que morimos. En esta Tierra nacieron muchos santos, siddhas, místicos, terratenientes y millonarios e incluso avataras, encarnaciones de Dios. ¡Tampoco ellos poseían nada!

Purificad y limpiad bien vuestra mente. En verdad, yo no me enojo, yo no tengo ego y jamás engaño ni miento a la gente. Estos sentimientos no surgen porque he purificado mi mente. Cuando os instruyo en la administración tengo que ser estricto, porque tenéis que hacer vuestro deber correctamente, ¿verdad? Necesito limpiaros para que podáis hacer vuestro deber de un modo puro. Quiero purificaros a todos perfectamente, pero siempre tenéis alguna impureza. Todos los días os bañáis usando jabón para el cuerpo, champú para el pelo y os ponéis perfumes para oler bien. Todos los días os bañáis, pero todos los días os ensuciáis. ¿Podéis quitar toda mugre una vez y para siempre? No. ¿Por qué no? El cuerpo está creado así. Está formado así para que comprendáis que el cuerpo es temporal y que está hecho de impurezas. Pero no vine a limpiar vuestros cuerpos – os pido que os concentréis en la purificación de vuestras mentes.

Todos vosotros sois personas inteligentes. Hay tantas visiones y pensamientos dentro de vuestras mentes. Quiero llevar todos esos pensamientos a un punto. Os pido que afiléis vuestra inteligencia. Quiero haceros madurar con la ayuda de vuestra inteligencia. Vuestra mente se torna adicta a pensamientos. Vuestra mente es también adicta a la vida mundana. Vuestra mente siempre desea belleza, ropas lindas y estatus, pero no hay fin a estas cosas. No hay límite para las historias que la mente gusta de oír y no hay fin a sus imaginaciones. No hay límites para vuestros pensamientos y la mente está siempre fluctuando y vacilando. Tenéis que llevar esta mente vacilante a un punto y entonces podréis desarrollaros.

Lo Divino en la forma de la Madre que gobierna este mundo entero (Akhila Loka Naiaki) nos muestra el buen sendero durante Navaratri. Todo sucede a través de Su gracia. No hay nada que hacéis por vosotros mismos. Todo es con Su gracia.

La gracia del Gurú, también, es siempre sagrada. Ya sea que comprendáis o no al Gurú, él es el Maestro espiritual. Puede que le culpéis o que hagáis bromas con el gurú – ¡podéis incluso atropellar a vuestro gurú! Pero el gurú siempre será un gurú para vosotros, no importa qué penséis. El gurú nunca se perturba por el criticismo o las historias sarcásticas de los demás, ni por sus acusaciones. Aun si camináis sobre él no podéis lastimarle porque la energía divina está con él. Sólo una persona que tiene la gracia divina posee la capacidad de ser inmune a todas estas cosas. Aquél que verdaderamente vive en la gracia nunca teme a las habladurías ni a los acusadores, ni siquiera a aquéllos que vienen a matarle con una navaja. ¿Por qué? Porque no le teme a la muerte. Él sabe que todo sucede de acuerdo con el deseo de Dios. Aun si hay que estar en prisión, o dondequiera, es el deseo del Señor Shiva y de la Madre Divina. Cualquier enfermedad que nos afecta, cualquier problema que nos llega, cualquier aflicción o dificultad que se presenta, si no tenemos paz y nos deprimimos y nos confundimos y lloramos, pensad que todo es la voluntad de Dios. Éste es uno de los dramas de Dios y todo ocurre de acuerdo con la voluntad divina. Nada es de acuerdo con nuestro deseo. Así lo Divino está al control de todo lo que nos sucede. No se necesitan explicaciones para las acciones divinas. ¿Acaso tenemos que saber las razones?

Reíd y vivid. Sed felices y no tendréis problemas, ni enfermedad, ni aflicciones. Si tenéis felicidad en la mente todo se irá. Si vuestra mente tiene muchos problemas y muchas tristezas, entonces tendréis muchas enfermedades. El ser feliz es la más maravillosa medicina para librarse de cualquier enfermedad. Por lo tanto, reíd y vivid y sed felices. No os molestéis por lo que otros hacen o dicen y sed felices. No halléis faltas ni errores en los demás. No tratéis de corregir a la gente, pero tratad de corregiros a vosotros mismos. Aquéllos que actúen de acuerdo con este consejo tendrán una vida buena.

Yo estoy de pie cerca de vosotros, pero ninguno de vosotros me ve. ¿Podéis ver esta verdad con vuestros ojos normales? Abrid vuestro ojo de sabiduría y ved.

¡Hari Om!

Puedes leer más sobre Navaratri aquí, aquí y aquí.

http://sripremananda.org/es/el-festival-de-navaratri/
http://sripremananda.org/es/nunca-tengas-miedo/
http://sripremananda.org/es/navaratri/

Sri Premananda Ashram © 2018. All Rights Reserved