Mounam

swami-premananda-7

La práctica espiritual de estar en silencio

Es una pérdida de tiempo seguir hablando de todo lo que pasa en el mundo. Cuando se hace eso, la energía vital se reduce.

Cuando se habla continuamente, la energía interior (shakti) se reduce. Si hablas todo el tiempo, no podrás comprender lo que es correcto y lo que no lo es. Cuando estás en silencio (mounam), puedes reconocer y entender los pensamientos divinos.

Cuando estamos sumergidos en pensamientos divinos y hemos dejado de hablar, entonces nos damos cuenta que hablando y hablando nos cansamos. Finalmente comprendemos que hablando meramente nada va a suceder. Es por esta razón que los sabios espirituales, los santos, los Siddhas y las personas divinas decían que estar en mounam es el camino más elevado.

Ellos alcanzaron la liberación practicando mounam. Entonces se olvidaron de cómo hablar. Estaban tan inmersos en la experiencia que sentían practicando mounam que no hablaban para ayudar a que otros entiendan. Dejaron de hablar e incluso se olvidaron de cómo hacerlo – así que ¿cómo podían hacer entender a otros? Enseñaban a los demás acerca de cómo lograr dicha y obtener la liberación (mukti) poniendo sus enseñanzas por escrito. Hubo muchos Siddhas que vivieron así.

En nuestra vida mundana no practicamos mounam ni siquiera uno de los trescientos sesenta y cinco días del año. Es una buena práctica para meterse plenamente en verdaderos sentimientos y no pensar en nada. Simplemente permanece sin pensamientos. Puedes hacer esto una vez por semana (cincuenta y dos días al año). Durante esos días, puedes comunicarte con lenguaje corporal o escribiendo, si realmente necesitas. Si puedes practicar mounam mientras vives una vida mundana y vivir sin fumar, sin beber alcohol ni hablar, es una gran meditación.

Practica mounam. Desarrolla una mente calma y apacible y alcanza lo Divino. Madurarás y recibirás dicha permanente a través de este mounam. Olvida todo. No pienses en nada. ¡No pienses! No permitas que tu mente corra de aquí para allá. Cierra los ojos y permanece sin observar nada durante un cierto tiempo… luego quédate en mounam. Esto generará un permanente estado espiritual de gozo. Pregunta, aprende acerca de ello y comprende los métodos correctos a seguir. Si sigues el método correcto y lo practicas, tendrás éxito. Ésa es la sadhana de mounam. Por medio de esta práctica lograrás bienaventuranza.

Sri Premananda Ashram © 2018. All Rights Reserved