Guía para una vida buena

swami-premananda

Swamiyi sugirió que podemos practicar varios sadhanas que nos ayudan a evolucionar espiritualmente, y con ello, también dio muchos consejos sobre cómo vivir una vida feliz. Aquí hay algunos extractos de satsangs que él dio a través de los años.

Swamiyi habla sobre el amor divino 

“La mente humana es algo misteriosa. Es una mezcla de amor, deseo, ira, desaliento, celos, devoción, lujuria, amistad, astucia y muchas otras cualidades. Dependiendo de las circunstancias, cualquiera de estos sentimientos puede estar más pronunciado en un momento dado. Al hombre lo invade la confusión, la aflicción y la depresión. Y no obstante, si se pone al amor en primer lugar en la vida, el hombre podría ahorrarse tales sufrimientos. A través del amor él podría protegerse contra sentimientos negativos. El amor debe ser puro y sin egoísmo. Debe estar basado en una perspectiva humanitaria. Debe trascender todas las barreras mezquinas tales como la nacionalidad, el idioma, la religión y la raza. El amor debe ser universal. Debemos comprender que Amor es Dios. Oremos a Dios con devoción para que nos dé corazones lo suficientemente amplios como para conceder amor no sólo a nuestros seres queridos sino también a toda la raza humana. ¡Viva el amor! ¡Que el sendero del amor prospere por siempre!”

Swamiyi habla sobre la verdad 

“Uno se puede bañar y tener así un cuerpo limpio. Se puede vestir con ropas limpias. No obstante, sólo la verdad puede limpiar el alma. Aquél que está iluminado por la luz eterna de la verdad ha realizado su meta espiritual. De allí en adelante, aun si se halla rodeado de los problemas cotidianos de la vida mundana, no es afectado por esa misma vida mundana. La verdad ayuda al hombre a proteger su alma, su espíritu real, su verdadera esencia. La verdad es íntegra y completa. Es primordial y trasciende el tiempo y el espacio. El poder de la verdad, a través de su esplendor innato, es capaz de eliminar la oscuridad que envuelve al mundo.”

Swamiyi habla sobre la devoción

«La devoción es algo muy grande. Podemos pensar en ella como un estanque, un río o incluso un pozo, pero no es así. Es como un gran océano que es interminable. Relajaos y no os pongáis tensos. Intentad no llorar, ni poneros tan emocionales, ni enfadaros. Intentad no criticar a otros, no malentendáis a los demás ni habléis sobre cosas innecesarias ni chismorreéis. Cuando hacéis todas estas cosas, vuestra devoción se reduce. Cuando la devoción entre en vuestro corazón empezaréis a olvidaros de tales cosas. Vuestros pensamientos dejarán de correr de aquí para allá. Sed flexibles, simples y humildes. Abrid vuestros corazones. La devoción florecerá.»

Swamiyi habla sobre la paciencia

“Darles tiempo a las cosas es la esencia de la paciencia. Si la superficie del agua está agitada, sólo se necesita tiempo para que regrese a su estado anterior de reposo. Del mismo modo, toma tiempo la digestión de la comida y el crecimiento de un árbol. Los procesos naturales llevan tiempo. El tomarse tiempo y permanecer equilibrado y con aplomo ha librado a muchos de la confusión. Se puede comprender mucho más si uno está calmado y con auto-dominio. Si se quiere paz mental, no importa si uno es educado o es un peón o si es rico o pobre, el ingrediente esencial es la paciencia.”

Swamiyi habla sobre el gozo 

“El gozo emana de vuestro corazón interno. ¡Una vez que la bienaventuranza divina os colma es algo que no podéis detener! Llega y os envuelve completamente. No hay nada en este mundo por lo que tenéis que apenaros. Todos vamos a morir algún día – ¿Por qué habríais de sentiros infelices antes de vuestra muerte? Cuando os muráis, esta vida se acabó, ¿no es cierto? Así que, ¿cuál es el propósito de vivir sólo en el intelecto y de ser desdichado? Vivid gozosamente antes que llegue la muerte. Todo lo que empieza debe terminar. Yo os estoy cuidando para que podáis estar gozosos durante el breve período entre el nacimiento y la muerte.”

Swamiyi habla sobre madurar 

«Si queréis madurar entonces nunca debéis preocuparos por lo que otras personas están haciendo. En cambio, debéis aseguraros que os comportáis correctamente con los demás. Respetad a todos. Hablad amorosamente con otros. Sed humildes y dedicados. Acercaos a mí y acercaos a Dios. No le permitáis a vuestra mente que vacile prestando atención a las tontas lilas de otras personas (lila es una palabra en sánscrito que significa juego).»

Swamiyi habla sobre el deseo 

“Todo aquél nacido como ser humano tiene deseos. Todo ser creado por Dios tiene deseos. Cuando el deseo domina a alguien, le hace bailar al son de sus sentimientos y emociones. Los deseos son causados por permitirle a la mente mono que deambule de manera ingobernable. Quiere tantas cosas. Quiere un buen nombre y una posición especial en la vida. Debido a estos objetivos, los deseos toman el mando sobre vosotros, haciendo que siempre queráis obtener más y más riquezas, ser más famoso y otras formas de inflar el ego. Considerando todos estos deseos, ¿cómo podéis descubrir qué es realmente genuino en vosotros? Pensad cuidadosamente. ¿Queréis obtener más y más propiedades? ¿Por qué? ¿No estáis seguros con sólo un sitio donde vivir? ¿Teméis por el futuro de vuestros hijos? ¿Os preocupaís por lo que los demás piensan de vuestro hogar? Todo esto es maia, ilusión. No os ayudará en el sendero espiritual. No podéis llevaros nada con vosotros cuando dejáis esta Tierra salvo la gracia que habéis adquirido durante vuestra vida. Controlad vuestros pensamientos con amor. No os apresuréis. Sed constantes. No podéis lograr el auto-control de la noche a la mañana. Lleva tiempo. Conducid a vuestra mente lenta y cuidadosamente hacia el sendero correcto. Finalmente, la manera más segura de controlar el deseo es acercarse más y más a lo Divino. Entonces el deseo automática y sostenidamente se desprenderá de vosotros. No hay ninguna necesidad de forzarse. Llamadme y yo os ayudaré.”

Swamiyi habla sobre cómo manejarse con la negatividad de la gente

“Los demás están para perturbarnos. Cuando otras personas vienen y te hablan innecesariamente siempre perturban tu humor. Ellos disfrutan molestándote. Si alguien llega y te habla, podrás descubrir rápidamente lo que quiere. Si puedes ver que va a hablar de un tema innecesario, entonces debes evitar esa persona. Si va a hablar de hacer seva, de un tema espiritual o de algo útil así, entonces está bien, pero si dice tonterías, evita a esa persona. Muchas personas tienen este mal hábito. Quieren molestar a otros y disfrutan de hacerlo. Hay muchos así. Cuando empiezan a hablar debes darte cuenta de ello. Debes pensar: “¡Se acerca la fiesta del fastidio!” Al principio la conversación será muy hermosa y amistosa, pero entonces empiezan a tratar de molestarte para que reacciones. Una persona así tratará de volverte loco y luego se marchará. Entonces desde lejos van a mirar para ver si lograron perturbarte. Si te ven contrariado, entonces van a estar muy felices. Hay muchas personas así por todo el mundo. Tú tienes que discernir con quien has de conversar.”

 

Sri Premananda Ashram © 2018. All Rights Reserved